Redactar un CV puede ser todo un desafío, pero hay muchas formas de aumentar las probabilidades de conseguir ese ansiado trabajo. No redactar en tercera persona y extenderse como máximo dos páginas, son solo algunos de los secretos para destacar tus capacidades y tu experiencia de la mejor manera.

En este artículo, aprenderás de los maestros: los reclutadores de Philips. Ellos han descubierto a los mejores talentos para ocupar numerosos cargos, así que saben exactamente lo que buscan en un trabajador. ¿Quieres dar un salto en tu carrera? Sigue leyendo. Con estos 20 consejos esenciales, aprenderás lo que sí y lo que no funciona al momento de redactar tu CV.

1.  Incluye tu dirección en el CV

Si incluyes tu dirección, los reclutadores sabrán si tendrás que mudarte para aceptar el empleo; incluso podrían ofrecerte contribución económica para el proceso de traslado. Además, si consigues el trabajo, la empresa tendrá la información que necesita para enviar de inmediato una carta formal con la oferta de trabajo.


2.  Usa redes sociales profesionales para conectarte con los empleadores

Debes incluir enlaces a tus perfiles en portales de empleo como LinkedIn, porque así será más fácil para los encargados de contratación consultar tu experiencia y recomendaciones


3.  Dos páginas? Está bien

Sabemos que siempre se recomienda tener un CV de no más de una página, pero si eres un profesional experimentado, no está mal redactar un CV de dos páginas para incluir toda la experiencia pertinente. Ahora bien, si tienes menos experiencia laboral, una página está bien.


4.  Incluir una fotografía no hará la diferencia

El espacio es valioso; utilízalo para destacar tus logros profesionales. No incluyas fotos personales, pues darás pie a acusaciones de discriminación que los reclutadores deben evitar.


5. Ni de izquierda ni de derecha; nada de política

A los reclutadores y encargados de contratación les interesa saber si calificas para el trabajo. Datos personales tales como estado civil, hijos, peso, estatura o ideas políticas no son necesarios.


6. Deja el salario fuera de tu CV

Concéntrate en incluir en el CV tus aptitudes profesionales; ya habrá tiempo para conversar sobre dinero en la entrevista laboral. En algunos lugares, como en Estados Unidos, es incluso ilegal que el reclutador pregunte cuánto ganas. Es mejor pecar de precavido y no hablar de salarios en tu hoja de vida.


7. Deja de lado “otros datos de interés”

Aunque las actividades de voluntariado y extracurriculares te hacen ver como una persona multifacética, el reclutador estará enfocado en tus aptitudes y tu experiencia relacionada con el puesto de trabajo. Deja tal información para cuando hables con el encargado de contratación después de haberte reunido con el reclutador.


8. Tienes un solo objetivo: conseguir el trabajo

Muchos reclutadores piensan que el “objetivo” (breve resumen de tus aptitudes al principio del CV) está pasado de moda. Mejor espera hasta que te reúnas con el encargado de contratación para informarle sobre lo que puedes ofrecer.

10-Always-On-Employer-Brand-LATAM-Leilah-Galimberti

9. Solo lo pertinente al puesto de trabajo

Puedes tener muchísima experiencia laboral, pero el reclutador prefiere que incluyas la experiencia pertinente para el puesto de trabajo; así que olvídate de tus primeros trabajos o tu paso por empresas que ya no existen. Si te sobra experiencia y te falta espacio, puedes agregar la frase “Más detalles a solicitud”.


10. Céntrate en los detalles

Cuando redactes tu CV evita las frases generales, tales como “gran capacidad comunicativa” o “metódico y organizado”. Sé lo más detallista posible; destaca tus capacidades únicas y específicas como candidato, así será más fácil iniciar una conversación.

11. Deja las referencias aparte, si las piden

Seguramente tienes amigos, antiguos colegas o jefes que hablan bien de ti pero los reclutadores no necesitan referencias personales. Ellos se ocuparán de revisar tus antecedentes si lo estiman conveniente. Mejor prepara una lista de referencias y entrégasela al reclutador en caso de que lo solicite.

12. Redacta en “primera” persona, no en “tercera”

Si hay una situación en la que usar “yo” no suena egocéntrico es en tu CV. Si quieres mostrarte como alguien auténtico, cercano y familiar, usa verbos en primera persona como “gestioné” en lugar de “gestionó”; a los reclutadores les encanta.

13. Tu promedio académico no siempre importa

Si todavía estás estudiando, solo es recomendable incluir el promedio si es alto; de lo contrario, es mejor omitirlo.  Asegúrate de incluir tus títulos y especialidades, pero no incluyas tus puntajes de pruebas de admisión universitaria; no es necesario.

14. Si no tienes título, incluye tus cursos universitarios

Si tienes estudios universitarios, pero no un título, incluye los años que estudiaste, tu especialidad y los cursos universitarios realizados. Y si consigues una entrevista, probablemente te preguntarán por qué aún no te has titulado, así que prepara tu respuesta con anticipación.

15. Tu correo debe ser profesional

Muchos empleadores valoran la creatividad, pero si tu correo electrónico es “gatitobello_23”, difícilmente te tomarán en serio como candidato. Elige un nombre profesional para los reclutadores y encargados de contratación.

16. Usa verbos de acción

Antes de enviar tu CV, asegúrate de incluir verbos de acción que inspiren confianza como “gestionar”, “entregar”, “ejecutar”; úsalos siempre que puedas. Este tipo de verbos son potentes y dan al texto un sentido de éxito, confianza y acción.

17. Un pequeño error te puede salir caro

Es de humanos equivocarse y cometer errores tipográficos; revisa tu ortografía y gramática dos o tres veces si es necesario. Incluso puedes pedirle a otra persona que lea tu CV; nunca está de más contar con un par de ojos extra.

18. En tu CV, la edad NO es solo un número

No desvíes la atención de lo que realmente importa en tu CV: tus aptitudes. No incluyas información personal como tu edad.

19. No se juzga al libro por la letra

Tranquilo, ya tienes bastante experiencia y logros en tu haber; usa esta información y redacta un CV claro y sencillo. Enfócate en el contenido, no en el estilo.

20. La importancia del misterio en una relación

Por más buenas razones que tengas para buscar oportunidades laborales, es preferible no incluir tanta información al respecto. Si tienes algo más para compartir, guárdalo para la entrevista con el reclutador o el encargado de contratación.

Estos tips pueden ser utilizados en cualquier área de trabajo o tiempo de experiencia. En Philips, sabemos que darle un giro a tu carrera profesional es todo un proceso y estamos aquí para ayudarte. Si quieres más consejos profesionales de Philips, visita www.philips.com/carreras.

No sólo cambies una etapa. Cambia tu vida.